sábado, 16 de marzo de 2013

18. De vuelta al instituto III


Leer el cuento
Bueno, por fin acabamos con la reunión de padres del instituto. Ya sé que resulta cansino, pero nos lo mandó La Esther.  Este cuento debería estar escrito con narrador en tercera persona equisciente, cuya percepción de la historia debe ser limitada, aunque no sé si lo conseguí, porque, mirando la teoría, quizás también podría considerarse narrador testigo o narrador deficiente. Si alguien conoce bien la teoría, que me lo indique en un comentario.

Para este caso elegí a la señora de la fila de atrás, a la que saludó Luis al entrar, para que nos cuente, desde su particular punto de vista, el encuentro entre éste y Elena.

Aunque trate muy de refilón  el tema educacional (casi ni lo roza), voy a aprovechar para poner a Mamá, un grupo que, para mí, fue de lo mejorcito del pop  madrileño de la llamada movida. El tema es “Chicas de colegio”.




De vuelta al instituto (narrador equisciente)

Vaya aburrimiento. A ver si viene ya la tutora rubia esa, que dice mi hijo que es peor que un dolor de muelas en Navidad.

¡Vaya! Un hombre. Llegaba a pensar que esta reunión era sólo de madres de alumnos.  No tiene mala  pinta. Bueno, un poco descapotable y algo tripón, pero ha debido ser muy guapo. Mucho mejor que el angelito que tengo yo en casa.

Me ha saludado. A lo mejor le conozco del año pasado, o del barrio. No recuerdo.

Se va a sentar aquí delante, al lado de la pija ésta, que yo creo que se ha equivocado de colegio. Le han debido dar mal las señas.

¡”Andá”! Si se conocen. ¡Joder! Se ha puesto “to colorao”. Mírala, le da dos besos. Pues yo también se los quiero dar, que a mí me ha saludado primero. No parece que le haya gustado encontrárselo, pone un poco cara de esaboría, con lo bien que huele el tío.

A él parece que se le cae la baba al hablar. No sé que le estará diciendo, algo de “como nosotros”, como si estuviera recordando alguna cosa. Lo mismo se gustan. No creo, la maripuri ésta no parece muy entusiasmada.

Ella le contesta muy digna. Él pone carita como de pena, pero vuelve al ataque con fuerza. Ahora cambian las tornas.

Ahí entra la tutora. ¡La hostia!, si es la Esperanza Guirre, o su hermana gemela. Ésta es capaz de hacer todo a la vez. No me extraña, como han echado a tantos profesores. Esta tía se toma un “Red Bull” y viene volando desde la Puerta del Sol. Por eso nos han reunido a las 9 de la noche, cuando todos los años lo han hecho a las 4.

¡Pero qué dice, está fumada! No pago yo 20 euros por tutoría ni loca. Cuando tenga que hablar, si es necesario, me presento en su casa, aunque me detengan.

Vaya miraditas que le echa el socio a la pija. Claro, que si tuviera yo esas piernas, también me pondría minifalda. Me río yo de la maripuri.

Ya acaba la charla la bruja. ¡Con Dios, hija! Ésta también se levanta, parece que le han puesto un muelle en el culo. Le besa otra vez y le comenta algo, se estará despidiendo. Él parece que le dice que tiene una hija…, Elena. Cara rara lleva la pavisosa.

A ver si se despide también de mí el perfumado.


Siguiente entrada              

7 comentarios:

  1. A pesar de que ya conocemos la historia, me parecen muy interesantes estas tres maneras diferentes de narrar lo mismo.
    No sé como lo habrá valorado tu profe, pero a mi me han gustado mucho.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo leí en clase el primer cuento, de los otros no supe si cumplían con la teoría, pero, en cualquier caso, disfruté con las tres versiones.
      Un beso.

      Eliminar
  2. Me viene muy bien que hables de los narradores porque así llevo algo estudiado para el martes.

    En cuanto al cuento y a la percepción, de esa tercera persona, de la historia creo que es muy real. Me da rabia que tenga ese punto de vista tan criticón hacia otra mujer... Pero, ¿qué le vamos a hacer?, es un estigma que tenemos las mujeres: demasiado críticas con las que son más altas, más guapas, más mejores...
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún inconveniente debéis sufrir las que tuvisteis la suerte de que la naturaleza os dotara de hermosura y centímetros, amén de inteligencia y otras virtudes. Pero recuerda, querida Towi, que estamos jugando con la ficción. No debemos involucrarnos demasiado.
      Besotazo.

      Eliminar
    2. jajajaja, eres la bomba (como el King África pero en estilizado). Estamos jugando con la ficción, de acuerdo, pero siempre dejamos entrever nuestros miedos, deseos, angustias y -como no puede ser de otra forma- nuestras percepciones de la realidad.

      ¿Qué tal el realismo fantástico?
      Estoy intentando ultimar una historia para mandársela a la Seño y a ver qué pasa.

      Besotes.

      Eliminar
  3. Hola!! Quizas tu blog no sea mucho de estas cosas, pero igualmente lo mereces!! Aquí te dejo una pequeña sorpresa ;):

    http://docecuarentaycincopm.blogspot.com/2013/03/dia-244-mi-ultimo-intercambio-pendiente.html?m=1

    Un beso enorme y FELIZ DÍA!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !Honor¡ No tuve nada que hacer en los 20blogs, pero la chica de la una menos cuarto de la tarde se ha acordado de "Los cuentos tontos". Con tu permiso, voy a quedarme con tu muñeca, para que juegue con mis pollitos.

      Un besotazo, que según una amiga mía, es un beso más un abrazo.

      Me voy a http://docecuarentaycincopm.blogspot.com.es/2013/03/dia-244-mi-ultimo-intercambio-pendiente.html

      Eliminar

Espero tu comentario